¿Entendiendo un ordenador?


Si estamos leyendo esto seguro que todos estamos manejando un ordenador o dispositivo móvil pero aparte de la carcasa o pantalla como los vemos; ¿qué es realmente?

Primero indicarte que independientemente de que manejes un ordenador de sobremesa, un portátil, un móvil o una tablet. Todo esta basado en lo mismo. Lo único que cambia es el tamaño y la forma, pero la base es la misma. Un ordenador de sobremesa es el original que conocimos, pero tanto el portátil, tablet y movil son ordenadores que han ido reduciendo su tamaño y que por tanto han ido adoptando más formas de poder manejarlos como por ejemplo, el tacto.

Los ordenadores se crearon incialmente para facilitarnos las tareas más tediosas y poco a poco han ido incorporando cada vez más funciones hasta colarse en casa como parte del hogar. Lo que se pretende con ellos desde el comienzo es que fueran desarrollando funciones propias del ser humano de manera que estas se realizaran de una forma mucho más rápida y óptima. Es por ello por lo que siempre se asocia el futuro de dichas máquinas con la existencia de robots inteligentes (aunque ahora mismo suene a película de ciencia ficción) que sean capaces de reproducir fielmente a un ser humano. Eso sí, si perder su condición de máquina controlable.

Por ello, para entender claramente en lo que consiste un ordenador y poder verlo desde otro punto de vista diferente al electrónico, vamos a hacer la comparación con una persona. De este modo nos resultará más sencillo e intuitivo el aprendizaje de su manejo. Imaginemos por un momento que el ordenador que tenemos delante no es una máquina sino una persona (ya sé que hay que tener una imaginación impresionante pero vamos a intentarlo).

Con las personas nos comunicamos, ¿no es cierto? (aunque a veces sea difícil), ya sea por medios escritos o hablados, con gestos, mediante el tacto.

Comenzamos, ¿nos podríamos comunicar con un ordenador por medio hablado? Alguno de los que estáis leyendo esto pensará que me he vuelto loco; ¿cómo voy a hacer eso si no tiene oídos?

No, no es cierto, sí que tiene oídos; son los micrófonos que podemos conectarle, como los que conocemos habitualmente para cualquier otro fin. Con lo cual nos pueden oir, pero de momento hay un problema con este método de comunicación, y es que es una máquina, por lo que no puede entendernos a no ser que hablemos en su mismo lenguaje. O al menos hasta ahora. Se esta progresando mucho para que hagan cada vez más tareas indicándoselas por voz, pero aún queda mucho para que podamos mantener una conversación con ellos. 😉

Bien, por lo tanto nos queda el resto de métodos. ¿Podemos usar el método escrito para comunicarnos con él? Por supuesto, para eso esta el teclado, sino no podría haber escrito este texto.

Los gestos, por su puesto para eso esta el ratón, para mover la flechita que tenemos en pantalla y con la que podemos abrir los programas, música, fotos y otros. Y por último el tacto, si estas usando una tablet o móvil seguro que sabes a que me refiero puesto que la estas manejando a golpe de dedo.

Bueno y en toda comunicación queremos recibir respuesta, ¿cómo nos va a contestar el ordenador? Muy sencillo por los altavoces con sonidos o por la pantalla viendo que cada acción que realizamos tiene una respuesta. Si abrimos una foto mediante el ratón la vemos en pantalla.

¿Ves ahora como van evolucionando los ordenadores, móviles y tabletas con el razonamiento de imitar el comportamiento humano?

Pues bien, lo demás es igual, apago el ordenador y al encenderlo siguen ahí mis fotos ¿Cómo es eso? Te respondo con otra pregunta ?Por qué al dormir y despertarnos podemos recordar lo que hicimos hace días e incluso años? Porque tenemos memoria a largo plazo al igual que ellos. La nuestra es el cerebro y la suya es lo que denomina disco duro.

Otra memoria y no menos importante es la memoria a corto plazo. ¿Qué es? La que usamos para guardar la información que nos hace falta en ese mismo momento, pero que lo más probable es que no recordemos en un futuro. Por ejemplo, cuando vamos a llamar a un número de teléfono. Nos indican el número, lo almacenamos temporalmente para trasquivirlo y después sencillamente lo borramos. Seguro que si nos los preguntan no lo recordamos. Esta memoria en un ordenador es el equivalente a la memoria RAM. Es la memoria que le permite al equipo realizar las operaciones almacenando termporalmente los datos necesarios de cada una de ellas.

Es una memoria mucho más rápida que el disco duro y de inferior capacidad.

Y por último el componente principal. ¿Por qué somos capaces de pensar y hacer todo lo que relizamos diariamente? Porque tenemos cerebro. Su equivalente es lo que se llama el procesador. El es el que controla todo y pone en funcionamiento todos los dispositivos que lo componen. Es la unidad de control de todos los procesos que se realizan en los equipos. Hoy en día, casi todos los dispositivos electrónicos incorporan uno; la televisión, el móvil (o smartphone), la tablet,…

 

Bueno, pués para finalizar me gustaría haber sido bastante claro con todo esto o al menos lo he intentado. Espero que ahora cada vez que miréis el aparato que tenéis delante no se limite a una carcasa con una pantalla, si no que veáis algo más de lo que hay dentro de esa carcasa y entendáis un poquito de su funcionamiento interior.

Que si un técnico te dice «se te ha ido el disco duro» sepas que te has quedado sin las fotos del fin de semana, porque lo que se ha roto es una de sus memorias internas. Por suerte, podemos tener copias de la misma información en distintos dispositivos de una manera sencilla. Ójala y fuera tan sencillo con nuestros recuerdos.

Aunque de primeras no le veáis utilidad a saber todo esto, os puede ayudar y mucho para entender lo que la pasa a vuestro dispositivo cuando no funciona o para comenzar a saber que debería tener a la hora de comprar uno nuevo.

 

Muchísimas gracias por vuestro tiempo.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *