Windows 10. Actualizar o no. He ahí el dilema


Antes de continuar, quiero deciros que si lo que buscais es un sí o un no rotundo a actualizar, lamentablemente no os lo puedo ofrecer. Cada ordenador tiene una configuración distinta y al actualizar habrá equipos que seguirán funcionando de maravilla y habrá otros equipos que tendrán que realizar algunos ajustes. Veremos estos puntos más en detalle para que poco a poco se vayan resolviendo las dudas que puedas tener, y si no me la preguntas.

Si has navegado u oido noticias en los últimos meses, seguro que te has enterado de la gran llegada de Windows 10 :). Ante esto seguro que te ha surgido la gran pregunta; ¿actualizo o no, dicen que es gratis? Y ya sabemos que lo gratis tira mucho y mas viniendo de Microsoft, que seguro que es difícil encontrarnos con alguién que haya comprado una licencia salvo que tenga un portátil.

Lo primero deciros que sí, es gratis pero solo para usuarios de Windows 7, Windows 8 y Windows 8.1 original, por lo que, los que tengáis una versión pirata ni se os ocurra actualizar. Os dejará instalar pero según indican tendrá algunos recortes de funcionalidad. Sinceramente, no sé si esos recortes serán ciertos porque aún no lo he probado. Lo confieso, tengo la versión licenciada de Windows 10 pero eso sí, gratis :).

Para conseguirla gratis sin haber adquirido antes la versión de Windows 7, Windows 8 o Windows 8.1, antes hace falta estar en el programa de Windows Insider a través de este enlace y tener una cuenta de correo de Outlook. El problema es que para instalarla hay que hacer una instalación limpia o una actualización desde el DVD descargado con el sistema operativo. Esto es otro tema un poco más escabroso que no vamos a tratar en este punto. Aquí solo veremos como instalarla desde las actualizaciones de Windows.

Si tienes Windows 7, Windows 8 y Windows 8.1 y tienes activadas las actualizaciones automáticas seguro que os ha aparecido en la barra de tareas un icono de Windows indicándoos si queréis reservar Windows 10. Si la reserváis se descargará la actualización y al instalarla ya tendréis el nuevo sistema operativo. Fácil ¿no?

Bien, lo primero que nos preguntaremos seguramente es ¿por qué debo actualizar? ¿qué me aporta Windows 10 si el actual me va bien? Si usas Windows 7 te aportará que seguirás teniendo actualizaciones de seguridad ya que el mantenimiento de este Windows finalizará próximamente. Si tienes Windows 8 o 8.1 volverás a tener un sistema operativo de escritorio, con su botón de inicio de nuevo y sin las barras escondidas de estos. Desde que apareció Windows 8, Microsoft no ha parado de intentar tener un único sistema operativo para cualquier tipo de dispositivo. Por eso Windows 8 y 8.1 es más un sistema operativo orientado a un dispositivo móvil que a un ordenador. Con Windows 10 lo ha conseguido, es el mismo sistema operativo para cualquier dispositivo solo que se mostrará de manera distinta dependiendo de uno u otro; para un ordenador será un sistema de escritorio y para tablet o smartphone será optimizado para facilitar su uso. ¿Qué nos permite esto? Que podamos instalar los mismos programas en cualquiera de ellos. Por fin puedo tener Office como siempre, en mi móvil o tablet. De hecho esto último lo ha conseguido para Android e IOS. Han creado una app con la que podemos usar Office ya tengamos móvil o tablet de Android o Apple.

Las 3 claves para actualizar o no son estas:

  • Requisitos mínimos. Por este punto casi no debemos preocuparnos si tenemos un equipo relativamente reciente. Lo he cargado en un portátil de hace 8 años y funciona bien. No va como el rayo pero funciona. No hagas mucho caso de los requisitos que te indican en la página de Microsoft porque al final son relativos. Los requisitos que indican son para que se puedas ejecutar el sistema operativo y ya esta; sin programas ni nada y esto sabemos de sobra que no es real. En cuanto encendemos el equipo raro es el mes que no instalamos algo nuevo; un juego, cambiado de antivirus, etc. Aquí si tenemos que conocer algo más en detalle nuestro PC ya que al menos necesitamos un procesador de 2 núcleos, como muy viejo un Core2Duo y de memoria RAM mínimo 3GB. La tarjeta gráfica no suele haber problema ya que el mínimo son tarjetas de hace demasiados años. Del disco duro, salvo que instáleis muchos programas no creo que necesitéis más de 100GB y desde hace bastantes años los discos que se han ido montando en los equipos tienen más capacidad.
  • Drivers. Aquí si necesitamos analizar los dispositivos que tenemos en nuestro equipo; tarjeta gráfica, placa base, tarjeta de sonido, impresoras, etc. Todos deben tener drivers para Windows 10. Parece complicado pero deciros que seguramente Windows os buscará y os instalará casi todos los drivers automáticamente. De los que tenéis instalados es posible que los que usais para el sistema operativo actual sea totalmente compatible con Windows 10 por lo que no necesite nada más. Lo que sí os advierto que puede dar algo más de batalla es la gráfica, la tarjeta de sonido y en caso de tener portátil la webcam, el lector de tarjetas o el bluetooth. Nada que no se pueda solucionar descargando unos drivers más actuales de la web del fabricante. Por eso necesitamos conocer más el PC. Si no reconoce o no funciona la webcam y es Logitech habrá que ir a la web de Logitech buscar en soporte / descargas y seleccionar nuestra webcam. Después descargamos los drivers más nuevos que aparezcan e instalarlos.
  • Programas. Con los programas instalados en el equipo sucede igual. Los programas no funcionan igual en un sistema operativo que en otro. Si por ejemplo usamos programas del año 2009, seguramente se desarrollaron para funcionar en Windows XP y esto ha cambiado mucho desde entonces. Aunque Windows 10 intente asegurar la compatibilidad con programas antiguos siempre hay un margen de error y puede que estos dejen de funcionar o den fallos. Si lo que tenemos son pocos programas y medianamente recientes como Office o un antivirus no debería dar mayor problema.

Para instalar la actualización hacemos clic en el icono de la barra de tareas:

(Recuerda que tienes que tener las actualizaciones automática activadas, si no no aparecerá.)

reserva

Después nos aparecerá esta pantalla:

Obtener Windows 10

En ella se nos indicará si nuestro equipo es compatible. Si hacemos clic en Ver informe nos indicará si cumplimos los requisitos de componentes y si hay aplicaciones incompatibles. ¡Ojo! Los de las aplicaciones solo lo analiza por encima según como están hechos pero pueden no funcionar.

Si decidimos seguir adelante pinchamos en Reserva tu actualización gratuita. Después nos indicará que ya esta reservada y nos pedirá una cuenta de correo electrónico por si queremos que nos envien una confirmación de que ya la tenemos disponible para instalar. Esto último es opcional ya que dicho aviso se nos mostrará en el ordenador.

Ahora solo queda paciencia, al cabo de varios días se nos descargará la actualización que ocupa 3GB (casi nada) nos dirá que ya la tenemos disponible y le podremos dar a instalar. La actualización puede durar más de 4 horas por lo que no esperéis a instalarla en los huecos libres de tiempo del día ya que os va a dejar sin equipo un buen rato.

 

Bueno, púes esto es todo por mi parte. Espero que os haya aclarado algunas dudas y seguro que estareis repletos de otras.Si tenéis dudas ya sabéis, usad el blog y enviadme vuestros comentarios.

Al menos espero que os sirva de ayuda para tomar la decisión de actualizar o no. Tengáis claro lo que vais a obtener en el caso de que os lanzéis y que no os dejéis llevar por el gratis tan deprisa. Las cosas no son tan fáciles como lo pintan, hay que mirar la letra pequeña. Windows 10 es muy bonito y estoy contento con él pero todo tiene sus pros y contras.

Hasta la próxima.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *